Nosotros te lo advertimos hace casi tres años...

Ahora, también las grandes estrellas de la farándula de la República Surrealista de Argentongo han entendido la importancia de nuestro mensaje y se han hecho eco de nuestra desértica prédica, a la que muchos veían con una estúpida sonrisa mientras decían - codeando a sus amigos -: Oia, se le vé el pito al burro!.
A lo mejor quien te dice en una de esas los nuevos lectores -porque a los viejos ya les enfermamos la cabeza hasta que lo asimilaron - de Cámara Gessell le den más bola a Mirta Wons por ser más gorda que nuestra Gorda Gladys, o a Gastón Pauls porque su tratamiento capilar es visiblemente más exitoso que el de Macedonio, o al negro Palomino por ser más ganador con las minitas que Barrufa, o a Raúl Taibo por ser más esquivo que nuestro ruso Goldstein...

domingo, agosto 16, 2009

Sintonía Fina

Vilipendiado por el estigma de un amor no correspondido e inmerso en un profundo soterramiento sentimental yo, el Insigne Doctor de Todas las Ciencias, Don Albano Barrufaldi me veo en la obligación secular de transmitir aquello que me inquieta y conmueve.

Cual piedra en el zapato propio, y para peor de “esas” que están dentro de la media cuando estás parado dentro del sarmiento a las 7,30 de la mañana, “eso” me incomoda y subsume, me delata y avergüenza, me señala y acorrala.

Cierto día, Macedonio, Emanuel y yo nos encontrábamos en la ciudad de Mauriciania recorriendo esas calles rodeadas de tanta tradición.

Fue cerca del monumento aquel donde la vi.

Recostada sobre una pared descascarada sublime estaba. Casi eterna. Errática, pero aún conservando cierto halo de certeza.

Su obscuro maquillaje denotaba el paso del tiempo pero eso, lejos de envejecerla, le daba cierto aire adolescente.


2 comentarios: